Los 3 errores que debes evitar cuando solicitas minicrédito

Los 3 errores que debes evitar cuando solicitas minicrédito

Un minicrédito es una herramienta que te puede ayudar a solventar una gran cantidad de situaciones. El que tu experiencia sea buena o mala depende de no cometer errores y tener claro lo que se hace.

Es que recurrir a esto es una idea buena en la medida que se le dé un buen uso, y ayudará a disponer de dinero.  Hay muchas cosas para tomar en cuenta pero estos son los tres errores que debes evitar cuando solicitas un minicrédito.

 

  • No conocer detalles del crédito que se está tomando.

 

No conocer el producto que estás solicitando es un error que se debe cuidar. Siempre se deben consultar las alternativas que se ofrezcan para conseguir el que mejor se adapte a tu situación. Desconocer los plazos o intereses del minicrédito que esté solicitando puede conducirle a un problema más allá de constituir una solución.  Hay que siempre tener claro cuál será el monto total a pagar y cuando.

 

 

  • Compras sin sentido o pedir más de lo que se necesita.

 

Aunque sea muy tentador el poder disponer de dinero rápido para conseguir ciertas cosas que con nuestros ingresos normales no podríamos, solicitar minicréditos en compras sin sentido o por caprichos puede hacernos llevar nuestra situación económica en una picada sin control.

Es un error muy grave, se debe tener prioridades y podría llevarte a una situación más difícil económicamente hablando de la que te encuentras.

Al igual que pedir más de lo que se necesita, la idea de solicitar este dinero urgentemente es para cubrir gastos necesarios, hay que tomar en consideración que se devolverá de acuerdo al monto solicitado. O destinar el dinero para otra cosa que no es para lo que originalmente lo pediste.

 

 

  • Pedir minicréditos sin tener seguridad de poder devolverlo o para pagar otro crédito.

 

Es un grave error, usar los créditos rápidos sin tener claro cómo vas a devolverlo, si el cúmulo de tus deudas podría imposibilitar realizarlo o si bien eres consciente de no tener ingreso suficiente para su devolución. Solo lograras adquirir más deudas que no te llevaran a nada bueno.

Y para nada recomendable cometer el error de solicitar un préstamo para pagar otro, esto conlleva a un espiral de deuda del que es difícil salir si tampoco tienes la claridad de los ingresos para su devolución.

 

Recomendaciones.

Como se dijo previamente esta es una grandiosa herramienta para apoyar tus finanzas, pero debe ser usada con consciencia para sacarle el mejor provecho. Siempre suministra información real, verifica bien la información del crédito y de la entidad prestamista, acude a cuales tengan buenas referencias y está atento a tu correo electrónico pues es por allí que informan la aprobación.

Es un proceso muy sencillo y rápido, pero debes estar atento a no cometer estos errores y seguir las recomendaciones que también puede encontrar en este sitio.

Los comentarios están cerrados