¿Qué debo hacer para evitar convertirse en un moroso?

¿Qué debo hacer para evitar convertirse en un moroso?

En España la crisis económica ha arreciado y con ella ha aumentado el paro, mayormente en jóvenes. Esto promueve que muchos de los españoles tengan que emigrar en busca de nuevas oportunidades laborales. No obstante, muchos otros optan por quedarse y apostar a la inversión, al emprendimiento y la creatividad para promover crecimiento y expansión en territorio nacional.

   El sector de las telecomunicaciones es un área muy importante de rápido crecimiento y donde los jóvenes tienden a operar con más facilidad. El auge de las Tecnologías de la Información y Comunicación ha contagiado a este sector de la población. Por ejemplo, se desarrollan aplicaciones web, programas, todo lo referido al marketing digital, entre otros.

   Sin embargo los jóvenes para desarrollar sus emprendimientos necesitan financiamiento, es decir créditos pero son muy pocas las entidades financieras que están dispuestas a arriesgarse con clientes sin trayectoria financiera.

¿Cómo no convertirse en un moroso?

 

  Por lo general los bancos para otorgar créditos solicita una serie de requisitos, como por ejemplo, garantías, nóminas de pago, avales, fianzas, movimientos de cuentas, recibos de tarjetas de crédito, entre otros, pero un joven sin ningún tipo de experiencia financiera ni trayectoria le será difícil acceder, pues los bancos en su afán de proteger sus activos evalúan la capacidad de pago del solicitante a fin de evitar tener pérdidas por mora.

  Sin embargo los jóvenes han tenido una oportunidad con el auge de las empresas de internet que se encargan de ofrecer créditos rápidos, pues gracias a la eficiencia de este sistema muchos han podido acceder a éstos y tener éxito en sus negocios.

   Una de las particularidades del sistema de créditos online es su practicidad, pero eso no quiere decir que el deudor no pueda ser considerado moroso y sufrir todas las consecuencias de sus impagos tanto a nivel legal como de reputación crediticia en el futuro. Por eso, acá te traemos algunas recomendaciones para que no te conviertas en un moroso y se afecte tu reputación de crédito.

1. La información es vital

Nunca debes dejar llevarte por las apariencias no se puede solicitar créditos sin antes analizar la letra pequeña del contrato. Debes analizar a fondo los palos, las tasas de interés y las restricciones que puede darte la empresa. Esto es necesario antes de tomar la decisión.

2. Siempre busca lo formal

Cuando se trata de firmar contratos de pago, debes asegurarte siempre que todo quede filmado, es decir todos los procesos formales a fin de evitar cambios a última hora o sorpresas que te pongan en desventaja.

3. Planificación financiera

Siempre al momento de solicitar créditos debes contar con un fondo para hacer frente a emergencias, por ejemplo en caso de que la liquidez esté baja y se tenga que pagar la cuota de la deuda. La planificación te ayudará a no caer en mora.

4. Documentar las operaciones

Siempre es importante que archives todo, los documentos, los pagos, entre otros a fin de llevar un control que puede ayudarte en caso de pleitos legales, juicios o procesos de mediación. Es necesario tener todo al día para evitar problemas.

Los comentarios están cerrados